bicicletas plegables Monty

MONTY, BICICLETAS NORMALES PLEGABLES. DESCRIPCIÓN GENERAL.

¿Por qué escoger una bici plegable?

Tradicionalmente cuando pensamos en las bicis plegables imaginamos que su propósito es exclusivamente facilitarnos el viaje en transporte mixto (bicicleta y transporte público). La posibilidad de doblarlas hasta un tamaño más compacto nos permite subirlas a los medios de transporte más comunes, así como guardarlas en pequeños departamentos y otros sitios, evitando con ello la necesidad de dejarlas candadas en la calle o estaciones del tren. Sin embargo, desde que el inglés William Henry James Grout patentó en 1878 el primer biciclo plegable, pasando por los desarrollos para usos militares de los siglos XIX y XX, al diseño de la bicicleta plegable se han incorporado innumerables modificaciones tecnológicas para aumentar el número y eficiencia de sus prestaciones. Hoy día ya algunas están preparadas incluso para viajes por terrenos campestres.

A las bicis plegables se les aplica las mismas exigencias que al resto, tales como el número de velocidades disponibles y otras prestaciones. Sin embargo, existen tres características que las distinguen especialmente como categoría dentro del mundo del ciclismo: el peso, la facilidad y fiabilidad de plegado y la portabilidad.

Teniendo en cuenta estos aspectos, tu mejor elección de una plegable dependerá del uso que quieras darle. Dejando de lado, por obvio, la evaluación del peso, el plegado ha de distinguirse por la rapidez y sencillez de accionamiento del mecanismo y por la garantía que el mismo ofrezca de mantener la bici firmemente doblada durante el transporte.

Cuando tengas que portarla, será el momento donde prestarás más atención a las dimensiones de la bicicleta una vez plegada y a aquellas piezas que te permitan rodar con facilidad o levantarla en el proceso de traslado, tales como asas o alguno de los propios componentes de la bicicleta, dispuestos especialmente para ese objetivo después de plegarse.

Buena parte de los amantes de las bicis se mantienen aún indecisos sobre la elección de una bicicleta plegables. Citan la pérdida de robustez que provoca el doblado sobre el cuadro (una de las partes que más rigidez aporta), y lo reducido del diámetro de sus neumáticos, generalmente de 20 pulgadas o menos, nos hacen sentir con mayor aspereza el viaje. También alegan que en la búsqueda de resistencia y confort los diseñadores han sacrificado la velocidad de desplazamiento de las plegables. Lo cierto es que los diseños actuales logran la misma rigidez que las convencionales, están dotados de increíbles prestaciones, (entre las cuales disponer de múltiples velocidades ya no es un problema), y las cubiertas en algunos modelos han alcanzado el diámetro de 24 y hasta 26 pulgadas en modelos de montaña como la Raptor doble suspensión o como el modelo Cuore de ciudad, fabricadas para soportar presiones de inflado capaces de suplir la estabilidad que favorecería un radio mayor, como el modelo Fatbike Plegable.

Con esta gama de posibilidades las plegables pueden satisfacer muy diversos intereses. Podrá decidirse por esta opción quien necesite plegar, cargar y desplegar su bici varias veces al día mientras se traslada en el transporte público, eligiendo para ello un modelo que sea de plegado rápido y sencillo, y sobre todo, que ocupe poco espacio a la hora de ser guardado en sus respectivas casas. Para los amantes a navegar por la ciudad, en sus ratos de ocio o desplazamientos al trabajo, una bici que se pliegue de modo compacto puede ser ideal para llevarla a cualquier parte. Otros, para uso fundamentalmente recreativo algunas veces al mes, preferirán optar por la facilidad y rapidez del doblado para obtener una mayor comodidad, incluso en terrenos difíciles, es una autentica delicia montar sobre una Fatbike plegable a toda pastilla por cualquier orografía. Por último, hasta los fans de la velocidad podrán encontrar un diseño, dentro de las bicicletas eléctricas plegables, con el cual poder acelerar mucho más rápido y descansado que sus “hermanas mayores convencionales”.

Lo más importante en la elección es que la bici satisfaga tus necesidades y complazca tus gustos. Para decidirte por una buena opción no siempre el precio es el factor más revelador. Sin embargo, siempre será útil en este proceso prestar atención al fabricante del modelo, ya sea Monty ó una BH, la experiencia en fabricación y diseño acumulada por una firma de tanto prestigio en el transcurso de años es seguro aval de la calidad de sus productos. Así mismo, si su presencia en el mercado ha sido prolongada en el tiempo y difundida por varios países, ello será testimonio de su capacidad de complacer los más disímiles gustos, mostrará su potencial para mantenerse al tanto de los vertiginosos cambios tecnológicos de nuestro tiempo y, por último, facilitará los trabajos de garantías, mantenimiento, ajuste y recambio de partes durante la vida de tu ciclo plegable.

La firma Monty: una opción entre las mejores.

Como todos sabemos, bicicletas Monty nació hace más de treinta años en un pequeño local de 300 metros cuadrados en la ciudad de Llobregat, fundada por Pedro Pi, piloto oficial de trial y diseñador reconocido de las conocidas Motocicletas Montesa. A sus aptitudes como técnico, el fundador de Monty une su pasión por el ciclismo: fue el creador de la primera bicicleta de trial, la Montesita. A partir de entonces largos años de especialización y éxitos en la fabricación de estas bicicletas han permitido a la empresa desarrollar innovaciones inéditas como los piñones libres montados sobre la biela o el primer cuadro de carbono. Estas novedosas soluciones no han quedado en el ámbito del deporte más elitista: ha sido siempre propósito de la marca aplicarlos en los modelos Monty de todas las categorías, entre ellas las bicis plegables Monty.

En la actualidad la empresa catalana Bicicletas Monty S. A., asociada con otra también muy prestigiosa, BH (Beístegui Hermanos), exporta sus productos a más de treinta países por todo el mundo y tiene presencia en varias naciones. Entre sus mercados de destino más importantes están España, Alemania y Japón. La diversidad de sus producciones alcanza todas las modalidades presentes en el mundo de la bicicleta, fabricando entre otros modelos BMX, Triciclos, tándems, monociclos, plegables y un numeroso grupo de muy bien equipadas bicis de montaña.

Si bien hace algunos años los modelos de bicis plegables no eran abundantes en los catálogos de los fabricantes, actualmente Monty te ofrece diversas opciones dentro de una amplia gama de precios, todas ellas elegantes por su aspecto, aunque algunas caracterizadas definitivamente por su diseño, lo que te podría convertir en centro de atención mientras te mueves por las calles.

La firma ha desarrollado, año tras año, su gama de bicicletas plegables para uso urbano, por lo que suelen encontrarse con diversos accesorios como guardabarros, portabultos trasero y hasta simpáticas cestas delanteras, lo que las hace especialmente útiles para trabajadores o estudiantes que se desplazan a sus centros de estudio diariamente o bien para realizar nuestros quehaceres diarios. No obstante, todos estos accesorios pueden ser desmontados para satisfacer los gustos estéticos y preferencias de cada uno. En la mayoría de los casos se trata de bicis plegables, aunque hoy también ofertan triciclos plegables como el fuerte y versátil modelo 608.

En lo referente al diámetro de llantas y cubiertas, Monty, también ofrece numerosas posibilidades (cuanto mayor es el diámetro menos duro se hace el tránsito por calles empedradas u otras vías urbanas en mal estado, aunque al mismo tiempo aumentan las dimensiones de la bici después de plegada y disminuye su portabilidad). 

Existe una opinión divulgada acerca de que las bicis plegables avanzan menos por el menor diámetro de sus llantas. Es totalmente cierto en igualdad de condiciones(salvando la diferencia de la rueda) pero tambien es cierto que los diseñadores, al elegir las relaciones de transmisión de las distintas opciones de marcha tienen en cuenta dicha dimensión, haciendo que las bicis plegables puedan llegar a avanzar igual que las “convencionales”, sobretodo si añades una llanta de magnesio en la bicicleta plegable, como hemos comprobado probando y probando el modelo plegable eléctrico Rocket con doble suspensión y llantas de magnesio.

Los modelos más recientes de plegables de la Monty (Folding Source, Folding Pulse y Folding Fusion), han incorporado un novedoso e ingenioso sistema de sujeción por palancas, que permite plegar, desplegar y fijar rápidamente y de manera segura la bici.

Tampoco quedarás defraudado por Monty con ninguno de sus modelos, los cuales van desde las fixie de una velocidad(un plato en el pedalier y un piñón trasero), espectaculares y prácticas bicis de niños, o las rompedoras y tan buscadas bicicletas con motor para apoyarnos en él cuando la cosa se ponga cuesta arriba, sus bicis rígidas de montaña y como olvidar las BMX que Monty ha desarrollado para aguantarlo todo o sus aclamadas bicis de Trial que se venden por todo el mundo y sirven de referencia para otras marcas. 

Con las pistas que te hemos dado, más otras que encontrarás al sumergirte en el catálogo de las bicis plegables de Monty, seguramente saldrás satisfecho por muy exigentes que sean tus deseos.