¡ENVÍO GRATUITO!
GARANTÍA DE REEMBOLSO
ATENCIÓN AL CLIENTE DEDICADA

Plegables

Te planteas una bicicleta plegable eléctrica como medio de transporte. La mayoría de usuarios ven las bicis eléctricas plegables como la opción más polivalente. Con sistemas de plegado inteligentes, un vehículo que puede ser plegado es la respuesta a los problemas que nos plantea nuestra actividad diaria.

Fijar Dirección Descendente

12 artículos

por página
  1. -10%
  2. -7%
  3. -7%
  4. -13%
  5. -9%
  6. -8%
  7. -6%
  8. E-Bob

    Agotado
  9. Nessi

    Agotado
Loading ...
Load More ...
Fijar Dirección Descendente

12 artículos

por página

Bicicletas eléctricas plegables

Desde su temprana aparición las bicis plegables han captado más y más usuarios, son tantos los beneficios que tienen este tipo de vehículos que ciclistas y usuarios se rinden a ellas.

Conocidas como una nueva generación, pueden plegarse fácilmente, y almacenar con facilidad en el hogar, en el lugar de trabajo o en el maletero. Si necesitas moverte, con una simple acción se despliega y a pedalear de nuevo juntos.

Mantenerse en forma y renunciar al gasto del coche protegiendo el medio ambiente y sobretodo nuestra salud, son factores que cada vez se tienen más en cuenta. Sin embargo, no todo el mundo está feliz de guardar una bicicleta eléctrica en el sótano o garaje, una bici eléctrica plegable puede ser almacenada en cualquier rincón.

 

Guía de compra de una bicicleta plegable eléctrica

Guía de compra para adquirir la mejor bicicleta eléctrica plegable adaptada a tus necesidades, el primer concepto y más importante es conocer la calidad del producto.

Que garantía me ofrece la bici eléctrica plegable que estoy comprando.

Antes de comprar tu modelo plegable eléctrico lo más importante es conocer la garantía que te ofrece. La parte más importante de una bicicleta eléctrica es la garantía de su sistema eléctrico porque son las piezas más propensas de fallo prematuro.

Una bici plegable eléctrica que te ofrezca tan solo un año o incluso seis meses de garantía es un claro indicativo de la debilidad de sus componentes, si el vendedor no te ofrece más tiempo de arreglo en sus piezas es porque conoce de antemano la precariedad de los componentes, un periodo tan corto es insuficiente para que puedas disfrutar de tu elección sin preocuparte de fallos tempranos.

La variedad de modelos plegables eléctricos que encontrarás en esta sección están todos asegurados con dos años de garantía en todo el sistema eléctrico. Se tratan de avalados y contrastados sistemas eléctricos que destacan por la calidad de los mismos.

No cometas el error de adquirir un vehículo plegable eléctrico por un considerable precio sin estar cubierto por una garantía a la altura de la compra.

Los 10 puntos más importantes en la clasificación de las distintas bicis eléctricas plegables:

  • Duración de la Garantía.
  • La opción más relevante para escoger un modelo eléctrico plegable es el tamaño de rueda.
  • La segunda opción es el uso para el que estén orientadas, el tipo de bici plegable eléctrica.
  • Dentro del uso para el que ha sido desarrollado el tipo de modelo, las clasificaríamos por el tipo de suspensión: Sin suspensión, con suspensión delantera o suspensión completa.
  • El tipo de cuadro, si es de barra alta, barra media o cuadro abierto.
  • Calidad de los componentes instalados.
  • Capacidad de la batería en autonomía.
  • Potencia y ubicación del motor.
  • Tipo de material del cuadro.
  • Ubicación de la batería.

 

  • Duración de la Garantía.

En este apartado localizarás con un simple dato la calidad de lo que estás comprando. El sistema eléctrico es sin duda la parte fundamental de una bici eléctrica plegable, seis meses o un año de garantía es insuficiente para realizar una compra de un producto de estas características.

Todos los grandes fabricantes que vendan productos de la mejor calidad te ofrecerán dos años de garantía en su sistema eléctrico.

  • Tamaño de la rueda.

20 Pulgadas- Una vez localizada la selección de bicis plegables eléctricas que presenten la calidad adecuada deberemos centrarnos en el tamaño de la rueda, las opciones más comunes son de 20 pulgadas, se trata de modelos urbanos que por sus características de rueda facilitan el arranque y penalizan el aprovechamiento de cada pedalada en largas distancias, son modelos buscados por sus pequeñas dimensiones. Las bicicletas eléctricas plegables Pocket, Nessi, Kaiser y Rocket se integran en este tamaño de rueda.

20 Pulgadas Fatbike- el uso de estas novedosas ruedas se enfoca en el mismo ámbito que sus predecesoras con el mismo diámetro de rueda, pero por su gran neumático de ancho de cuatro pulgadas o más, nos permiten afrontar distintos tipos de terreno con las máximas garantías. Desplazarnos con esa gran cantidad de aire en los neumáticos resulta muy confortable y generan gran inercia para ayudarnos en cada pedalada. Los modelos eléctricos plegables Fatty, Calispo, Rocketball y E-bob cuentan con ruedas Fatbike de 20”.

24 Pulgadas- un tamaño de rueda que no es muy utilizado por los fabricantes, pero que puede ser una gran solución si buscas aprovechamiento de cada pedalada y una bici con un tamaño de rueda superior puede resultarte incómodo por su elevada altura final. Modelo electrico plegable Gran Calipso.

26 Pulgadas- Las debilidades en largas distancias que presentan los modelos anteriormente descritos quedan solventados escogiendo una rueda de 26 pulgadas de diámetro, con este tamaño de llanta sacaremos el máximo rendimiento en cada pedalada en trayectos largos. Bicicleta eléctrica plegable Cuore.

27.5 Pulgadas- Modelos eléctricos plegables que ensamblan tamaños de ruedas de 27,5 pulgadas están más orientados al ciclismo de montaña, pero que por su gran polivalencia también pueden ser usados en desplazamientos en la ciudad. Bicicleta eléctrica plegable de montaña Raptor.

26 Pulgadas Fat- Las ruedas Fatbike son aquellas que tienen cuatro pulgadas de ancho o más, no existe gran variedad de este tipo de modelos plegables en el mercado, son utilizados para transitar por cualquier tipo de terreno, ya sea asfalto, caminos complicados, denso barro, fina arena o nieve, nada frena el impulso de este tipo de neumáticos. Bicicleta MTB eléctrica Fat plegable RaptorFat.

  • Tipo de bici plegable eléctrica.

El tipo de bici eléctrica plegable que más se adapte a nuestras necesidades se clasificará por el uso para el que ha sido desarrollado, aquí nos encontramos dos grandes clasificaciones diferenciadas.

Modelos plegables eléctricos para transitar por entornos urbanos donde se ubican todos los tamaños de ruedas disponibles, eligiendo uno u otro en función del tipo de ruta que tenemos que afrontar y de si vamos a darle otro uso que no sea el meramente estricto urbano.

En otro apartado encontraríamos las bicis plegables electricas de montaña, por su polivalencia y su agilidad son perfectamente adaptables a los desplazamientos por la ciudad pero por su geometría y componentes se clasifican como modelos plegables de montaña, como la Raptor y RaptorFat.

  • Tipo de suspensión.

Tres claras divisiones engloban el tipo de suspensión disponible.

Sin suspensión, aquellos modelos enfocados totalmente en su circulación por carreteras asfaltadas que destacan por su gran agilidad y aprovechamiento de la pedalada. Kaiser de Carbono.

Con suspensión delantera para favorecer el uso en otros tipos de terreno como carreteras en mal estado o caminos sin asfaltar. Casi el total de opciones plegables.

Doble suspensión que aportan un extra para permitirnos pedalear por los entornos más inhóspitos. Bicicletas eléctricas plegables de doble suspensión Raptor, RaptorFat, Rocket, Rocketball, Ebob.

  • Tipo de cuadro.

Tres tipos de cuadro encontramos en los modelos plegables.

Cuadro de barra alta, donde englobamos sobre todo modelos más deportivos como por ejemplo las bicis eléctricas plegables de montaña.

Cuadro de barra media, modelos menos populares dentro del ciclismo plegable por la limitación que nos encontramos al ser plegadas.

Cuadro de barra baja o cuadro abierto, los modelos de uso más convencional que facilitan el acceso a todo tipo de usuarios

  • Calidad de los componentes instalados.

Uno de los aspectos fundamentales la comprado una bici plegable eléctrica es contar con componentes de marcas reconocidas, principalmente en la batería que está directamente relacionado con la duración total de la garantía.

Si la batería que va a montar tu bici eléctrica no es de un fabricante reconocido como Samsung Panasonic sandio o LG significa que son celdas de mala calidad, que en ningún caso envejecerán al mismo ritmo que el resto de piezas y en pocos meses verás sumamente mermada su capacidad. Lo mismo ocurre con el resto de componentes del sistema eléctrico como el motor y el display.

Los cambios deberían ser de Shimano o es Sram, los frenos Shimano, Tektro o Magura, las suspensiones Fox, RockShox, Suntour o RST en ningún caso aceptar menos de dos años de garantía en los mismos.

Revisando estas premisas sabrás que estás comprando una bici eléctrica plegable de calidad. Ya que estos componentes son los más importantes.

  • Capacidad de la batería en autonomía.

De poco importa que el vendedor te diga que realizarás 150 km de recorrido con una sola carga si en pocos meses de uso verás esa distancia reducida a la mitad, solo las celdas de alta densidad de marcas reconocidas podrán entregarte la misma capacidad de autonomía con el paso del tiempo.

  • Potencia y ubicación del motor.

Las potencias disponibles en modelos plegables provistas de un motor eléctrico se sitúan entre los 250 y los 1000 W de potencia.

La ubicación del motor eléctrico en la mayoría de los casos se sitúa en la rueda trasera, también podemos encontrar modelos plegables de la máxima calidad de alto precio con la ubicación central del motor eléctrico.

  • Tipo de material del cuadro.

Hay tres tipos de material utilizado en modelos plegables, el primero y demás más baja calidad serían los cuadros de acero, totalmente descartables por su alto peso.

Centrándonos en modelos de calidad reconocida solo tendremos dos divisiones, por un lado, los característicos cuadros de aluminio, normalmente con una aleación 6061, y en otro extremo los cuadros de mayor calidad de carbono donde el peso total del conjunto podrá llegar a ser la mitad como en el modelo káiser que ensamblamos con tan solo 13 kilos de peso una cifra increíble para un modelo eléctrico plegable.

  • Ubicación de la batería.

La ubicación de la batería se localiza en tres zonas principalmente.

Oculta dentro del cuadro.

Detrás del asiento para neutralizar el peso extra al situarse debajo de nuestro eje.

Batería de portabultos, son las menos utilizadas por elevar en una zona tan descompensada un peso extra con el que tendremos que lidiar en cada curva o cada vez que maniobremos con nuestro modelo plegable.

 

El mundo de la bici plegable

La designación de bicicleta plegable se empezó a usar a partir de los años 60 y 70, su aparición fue una revolución que dejó patente los avances tecnológicos que habíamos aprendido, esbozando lo que serían las bicicletas modernas y restando protagonismo a los modelos simples que estábamos acostumbrados a ver.

En términos de diseño, en la actualidad hay diferentes modelos. El recurso característico de las bicicletas plegables ha sido durante mucho tiempo usar los neumáticos más pequeños. De un modelo a otro difieren en tamaño y peso, hay modelos con ruedas desde 12 pulgadas, 16”, 18”, cuanto más pequeña sea la rueda el resultado será una aceleración más agresiva y una velocidad máxima más corta, más propicia para trayectos reducidos. La fórmula equilibrada -si buscamos una bicicleta plegable lo más pequeña posible, y aprovechar la pedalada- son 20 pulgadas. También tienes disponible modelos de montaña plegables con rueda de hasta 27,5 pulgadas como la Raptor, FatBikes plegables y bicis eléctricas plegables como el modelo Cuore con ruedas de 26 pulgadas. Sigue la Guía de compra de modelos eléctricos plegables que tienes en esta sección para comprender mejor el mundo de las bicis plegables con motor eléctrico.

Apreciadas por las personas que realizan largos desplazamientos urbanos en cualquier medio público de transporte y requieren de los beneficios que una bicicleta eléctrica plegable ofrece. Llegas a tu parada, giras la llave, liberas la palanca de seguridad, haces una leve presión en la bisagra para desbloquear el conjunto y prepárate para subir al transporte. Muchos medios no disponen del compartimiento de ciclos, o en muchas ocasiones suele estar ser lleno de gente, pero un vehículo eléctrico plegable quedará perfectamente encajado en cualquier rincón. Al llegar al destino, repites el proceso y estás listo para seguir en movimiento juntos. No la necesitas candar en los parkings preparados para esta función, tu bici plegable puede ir contigo a cualquier sitio.

Caravanistas en bicis plegables

Las auto caravanas y las bicicletas plegables eléctricas son compañeros inseparables. Las torpes casas sobre ruedas no son el transporte ideal para moverse en las ciudades o en poblaciones playeras, una vez aparcada la caravana y desplegado todo el inventario, resulta una ardua tarea recoger y desplazarnos unos pocos kilómetros para conocer la ciudad, visitar playas o alrededores.

Una bicicleta eléctrica plegable, entra con facilidad en cualquier maletero de auto caravana, buscas naturaleza y ahorro y este tipo de ciclos son mucho más que eso. Nos mantiene en forma y en contacto con la naturaleza, podemos recorrer grandes distancias sin necesidad de recarga y con las baterías de nuestra casa rodante podemos recargar al completo la batería de litio en pocas horas.

Las ciudades y zonas turísticas cuentan con largos y estratégicos carriles bici para hacer que nuestros desplazamientos sean agradables y seguros sin preocuparnos de coches y demás vehículos que nos obliguen a permanecer en alerta por cualquier contratiempo que pudiera producirse.

Sin duda un ciclo plegable propone la mejor solución para tener todas las ventajas de una bicicleta eléctrica siempre a mano. Lleva contigo el sistema de transporte más ágil, ligero y cómodo del mercado, sin contaminar ni perder el tiempo en atascos interminables. Olvídate de buscar aparcamiento una vez llegues a tu destino, pliega y despliega la bici en pocos segundos para guardarla en cualquier lugar. No te robará apenas espacio. Gana tiempo y ahorra dinero, muchas ventajas, pocos inconvenientes y, sobre todo, millones de facilidades para transitar por zonas céntricas y peatonales. Las bicicletas eléctricas plegables se han posicionado como un medio de transporte eficiente y barato.