Bicicletas eléctricas contra Bicicletas normales

Las bicicletas eléctricas no son bicicletas realmente. En mi opinión, se parecen mucho más a scooters pero con los beneficios añadidos de poder montar por cualquier sitio. Tampoco necesita una licencia en la mayoría de los casos para montar una bicicleta eléctrica por lo que puede sustituir fácilmente a un coche para distancias cortas, y situaciones de baja velocidad.

La primera cosa que la gente suele notar en las bicicletas eléctricas es su peso. Aunque no llegan a ser tan pesadas como una motocicleta o un ciclomotor, la mayoría de las bicicletas eléctricas pesan en torno 25 kilos, muchos más pesadas que las bicicletas normales, y ¡eso es mucho en comparación! Una bicicleta de montaña tiene un peso medio de 15 kilos aproximadamente, las hay de menos peso con cuadros de carbono y las bicicletas de carretera mucho menos porque normalmente no tienen sistemas de suspensión. El peso de una bicicleta eléctrica hace que sea mucho más difícil subirla por las escaleras, montarla en un coche o introducirla en un soporte para bicicletas. Es también algo más complicado que simplemente pedalear y pararse..

scooter electrico

Creo que la realidad sobre las bicicletas eléctricas es que la mayoría de la gente no pedalea cuando las monta. Esos pedales solamente están ahí para salvarte el culo si la batería se acaba en el camino a casa y dar una apariencia de seguridad y lentitud. Cuando combina los pedales con un limitador de velocidad (establecido en 25 kilómetros por hora en la mayoría de las bicicletas eléctricas) usted tiene un vehículo que es legalmente clasificado como una bicicleta y estoy incluye mucho de los mismos beneficios y libertadas de estas, como montar por las aceras o en los carriles bicicletas.

Yo me compré mi primera bici eléctrica cuando me empezó a doler la rodilla por montar en mi bicicleta convencional.

Iba en bicicleta al trabajo y del trabajo a casa a diario, solamente tres kilómetros en cada viaje, pero había una gran cuesta en el medio del camino que requería mucha fuerza para superarla. A pesar de que soy una persona en forma y normalmente podía superar la cuesta sin acabar exhausto, empecé a experimentar mucho dolor en mi banda iliotibial y en la parte de fuera de mi rodilla. Fui diagnosticado de SBIT, “Síndrome de la banda IT” por un entrenador personal y decidimos que mi rutina diaria de bicicleta era la causa principal.

La repetida flexión y extensión de mi rodilla durante la marcha diaria combinada con mi relativa inactividad en la oficina, sentado en mi silla delante del ordenador, causó un desequilibrio entre el tejido muscular y la estructura de mi pierna. Lo mejor para sería caminar hasta el trabajo pero eso me llevaría mucho tiempo y sería incómodo con mi portátil y los documentos. Siempre podría coger un coche, pero el aparcamiento es un lío, es caro y ¡ es malo para el medio ambiente! La compra de una bicicleta eléctrica resolvió todo esto, e incluso. a pesar de que al principio me hizo sentir viejo y débil, ahora me he dado cuenta de que realmente me hace más fuerte y más saludable y asequible que una máquina que funcione a gasolina.

En mi opinión, la velocidad y energía limitada las bicicletas eléctricas las hace mucho más seguras que las motos o incluso que los coches en muchas situaciones.

En mi camino hacia el trabajo atajo a través de un parque, voy tranquilo por el carril bici y aparco en el interior de un parking para coches que tiene un soportes para bicicletas cubierto gratuito. Esto me lleva menos tiempo para llegar al trabajo que coger un coche porque no me pilla la hora punta. A pesar de que estoy expuesto a un poco más de humos de escapes de lo que estaría si fuera en mi coche con el filtro de aire y el aire acondicionado encendida, no fuerzo tanto la respiración como si fuera en mi bicicleta normal, y por lo tanto, no llego con los pulmones fuera.

Otra gran ventaja de las bicicletas eléctricas, o de las bicicletas en general, es que puedes ir a beber unas copas con los amigos después de trabajar y luego llevar tu bicicleta a casa andando. Esto no puede hacerse con los coches: tienes que coger un coche o darte un paseo en su lugar. Encuentro esta decisión refrescante y liberadora y me he vuelto mucho más sociable de lo que solía ser cuando iba al trabajo en coche. Para la gente que pueda haber perdido la licencia debido al temible globito o infracciones de la ley, las bicicletas eléctricas pueden resultarle liberadoras.

Cuando toca hacer ejercicio también me encanta montar en mi antigua bicicleta y puedo hacerlo en hermosos sitios no masificados que encajen con mi entrenamiento y mis necesidades físicas. Mi bicicleta eléctrica es realmente más como un coche para mí que una bicicleta y esto es una cosa buena. La verdadera conclusión aquí es que las bicicletas eléctricas más potentes son más adecuadas para la mayoría de los usuarios una vez que saben cómo usarlas. Espero que estas ideas le ayuden a descubrir cuál es la mejor para sus desplazamientos por que hay una amplia gama de bicicletas entre las que elegir. Los recién llegados a esta tecnología suelen estar decepcionados después de unos pocos meses de usar una solución más barata y menos potente, y en algunos casos hay gente que las abandona por completo. Esto me pasó a mi cuando empecé a montar y perdí un montón de dinero al vender mi primera bicicleta eléctrica en una pagina de segunda mano.

Mi bicicleta favorita suele tener motores centrales sin escobillas de en torno a 350 vatios o superiores. La velocidad máxima está limitada a 25 km/h pero la potencia hace que la marcha sea mucho más satisfactoria y es mucho más útil en las cuestas, con el viento y a la hora de frenar en un semáforo o en una señal de stop(ver las 10 bicicletas eléctricas más rápidas). También hace más fácil llevar la compra y cargar bultos, esto se traduce en que usarás la bicicleta mucho más a menudo. Es facil encontrar bicicletas eléctricas usadas en repartos o entregas de comida.

bicicleta eléctrica specialized

Ventajas de bicicletas eléctricas

• Menor sufrimiento para las rodillas y las articulaciones que con las bicicletas tradicionales.

• No se acalorará subiendo cuestas, no tendrá que luchar contra el viento

• puede montar por algunas aceras, casi todos los tipos de vias, parques y carriles bici.

• No necesita carné de conducir, ni pagar impuestos.

• Un asiento más vertical que las bicicletas tradicionales que puede reducir el dolor de espalda y cuello y además le da al ciclista una mejor perspectiva para ver obstáculos y coches.

• Más barata y ecológica que conducir un coche, sin seguro, sin gasolina ( 1 km en una bicicleta eléctrica cuesta en torno a medio céntimo)

• Le ayuda a evitar horas punta

• Puede llevar la bicicleta andando si se encuentra en un estado en el que montar pueda resultar irresponsable o peligroso

• Respiras aire fresco y te relacionaras con más gente, peatones y otros ciclistas, es más sociable que conducir entre pitidos y atascos.

• Las bicicletas eléctricas son más difíciles de robar que las bicicletas tradicionales porque muchas necesitan una llave para funcionar y son más pesadas para moverlas.

bicicleta normal specialized

Contras de bicicletas eléctricas

• Más pesadas que las tradicionales.

• Más difíciles de mover y subirlas por las escaleras.

• Más caras que la mayorías de las bicicletas de rango medio.

• Baterías de reemplazo caras (el ácido de plomo dura un par de años ~500 viajes, las de litio duran entre 3 y 5 años~2000 viajes)

• Las gomas se vuelven lisas más fácilmente porque algunos modelos pesan más de 25 kilos.

• Menos ejercicio que montando una bicicleta normal.

• Aparcar es normalmente más fácil y rápido en una bicicleta eléctrica que con un coche pero puede ser más difícil que con una bicicleta tradicional.

Estos son algunos de los puntos más importantes pero seguro que hay muchos más, puedes leer 10 puntos a favor y 10 en contra de las bicicletas eléctricas para completar la información.

4 pensamientos en “Bicicletas eléctricas contra Bicicletas normales”

  • […] cierto que si comparamos las bicis eléctricas con las bicicletas tradicionales, las bicicletas eléctricas tienen repercusiones más ambiental. La fabricación de la batería, el […]

    Responder
  • […] Por su puesto, hay bicicletas eléctricas que pueden funcionar sin pedalear. Estas bicicletas son llamadas habitualmente ebikes, mientras que las que tienen asistencia al pedaleo reciben el nombre de bicicletas pedelec. Ambos estilos de bicicletas pueden ser usados como una bicicleta tradicional simplemente apagando la asistencia eléctrica. Esta es una característica popular entre las personas que utilizan la asistencia eléctrica para ir al trabajo y luego pedalean para ir a casa para hacer algo más de ejercicio. También te evitas tener que esperar en los atascos, pagar la gasolina e intentar encontrar aparcamientos. Una bicicleta motorizada puede ser aparcada en cualquier estación de aparcamiento para bicis asegurándola con un buen candado como cualquier otra bicicleta. (ver bicicletas eléctricas contra bicicletas normales) […]

    Responder
  • kits bicis eléctricas

    Las bicis eléctricas legales ("de pedaleo asisitido") en vías públicas, necesariamente obligan a pedalear, por lo que decir que la mayoría las usa como moto sin pedalear es un contrasentido
    http://bicicleta-electrica.blogspot.com.es/p/bicicletas-electricas-normativa-y.html

    Responder
    • hector

      Cuando queremos decir que no pedalean, hablamos de pedales de verdad, nuestra experiencia nos enseña que la gran mayoria de usuarios movemos los pedales de forma testimonial, para que el sensor no se detenga y el motor siga llevándote en alas, eso si no tienes un acelerador montado y mueves los pedales de vez en cuando para que la gente no se extrañe mucho. Si te subes en tu bici electrica y te desplazas sin dar un solo pedal, la policia seguramente te pare para comprobar el seguro, la matricula... ya que una bici sin dar un solo pedal, no puede ser una bici, que es de lo que se trata.

      Responder
Deja un comentario