Bicicletas electricas pedelec

Bicicleta eléctrica, pedelec, e-bike, bicicleta asistida- EPAC- el caos en la terminología ha hecho que surjan numerosas dudas en nuestra tienda durante años. ¿Qué significan todas ellas? Las pedelec y las que tienen asistencia eléctrica son nuevas categorías de bicicletas eléctricas. Con frecuencia, tenemos clientes que no entienden el significado de las bicicletas con asistencia al pedaleo, de la asistencia activada con el pedaleo, pedelec o potenciada con el pedaleo. Las definiciones publicadas sobre las bicicletas eléctricas  en el libro anual del Japan Cycle Press del último año establecieron finalmente un acuerdo.

Esta solución ha separado las bicicletas pedelec y las bicicletas eléctricas en dos categorías diferentes de vehículos. Desde la introducción del término pedelec en Febrero de 1999, cada vez más gente – fabricantes, distribuidores, personas normales – habla con naturalidad de las bicicletas pedelec. Todos ellos saben que están hablando de vehículos que apoyan al usuario con asistencia eléctrica solamente cuando está pedaleando. Máquinas como las bicicletas eléctricas RodArs de bikElec, la increible specialized, Sanyo Eneloop, Giant Twist, BH o las OHM entran dentro de esta categoría. Las bicicletas pedelec no pueden ser montadas usando solamente energía eléctrica, como pasa con las bicicletas eléctricas del fabricante norteamericano EV Global Motors, en las que basta con girar el acelerador. La pequeña diferencia, pero también importante es:

  • Pedelec: la asistencia al pedaleo por parte del motor solamente se activa cuando se está pedaleando. Se parece a montar teniendo viento de cola.
  • Bicicleta eléctrica: para usar la asistencia del motor, solamente hay que girar el acelerador del manillar. Es posible montar sin pedalear.

bicicleta electrica mas cara.jpg La investigación sobre el uso del término pedelec fue llevada a cabo por Susanne Bruesch, a escala mundial. Los resultados muestran que tras un año y medio desde la introducción del término pedelec, este ha tenido una amplia aceptación en los medios impresos, en internet, en las conversaciones, y en las noticias de las televisiones locales. En los medios impresos, encontramos que el término pedelec se usa en el Japan Cycle Press, en publicaciones americanas como  Canada Magazine o en la revista inglesa Bike Culture. Aparece con regularidad en la revista especializada Bike Europe y en otras muchas revistas alemanas especializadas.

La creciente aceptación del término pedelec está relacionada con el aumento del número de productos de bicicletas pedelec. Según el informe de mercado de Frank Jamerson, en 1998 se vendieron 360.000 bicicletas humanas-eléctricas; en 1999, 420.000 y en el año 2000 estima que se vendieron unas 650.000 a lo largo de todo el mundo. Hannes Neupert, estima que en 1999, del total de bicicletas vendidas, 255.000 eran pedelecs, incluidas 55.000 en Europa. Entonces, ¿la palabra pedelec se ha convertido en una palabra cotidiana hoy en día? La respuesta, en mi opinión, tiene dos partes: sí y no.

  • Sí, tan pronto como haya un pequeño grupo de personas que conozcan el término, ya estén involucradas con el tema por profesión o por hobby. En una entrevista con una revista de bicicletas alemana, Uwe Zahnhausen, el director de ventas de Yamaha Alemania, habló sobre la “Yamaha pedelec” y el “futuro de las pedelecs”. Obviamente está comenzando a reemplazar el término de bicicleta con asistencia eléctrica. La desventaja del término “asistencia eléctrica” como término de marketing es su connotación negativa al hacer referencia a la debilidad del ciclista, en lugar de a su ambición por el confort.
  • No, ya que el nombre del producto no es familiar todavía para la mayoría del público.

Sin embargo, el interés por estas bicicletas que hacen las cosas más fáciles está aumentando. Esto ha sido probado por los crecientes números del mercado. También ha sido confirmado por la experiencia de la promoción, que ha permitido realizar paseos de prueba al público en una pista portátil en Alemania. Este evento tiene lugar desde 1998 en países europeos y en América. La gente ahora pregunta “¿qué es esto?” mucho más que antes. También las personas tienen más interés por saber cómo funcionan estas bicicletas.

Un gran logro en la “educación” del público en los países germano hablantes sobre las bicicletas eléctricas  ha sido realizado por una revista especial en cooperación con la edición alemana de Aktiv Radfahren.  Titulada como “Pedelec y la Bicicleta eléctrica Especial”, esta es la primera revista en proporcionar información extensa sobre la historia, tecnología, productos y mercados disponibles para los clientes.

Las pedelecs acaparan titulares también en otras revistas, como “Pushing for Pedelecs” (Bike Culture), o ”Las pedelecs y las E-Bikes siguen superando obstáculos” (Bike Europe), por nombrar simplemente unas pocas. Nuevas palabras creadas como “mercado de pedelecs”, “actividades de pedelecs”, “La gran Pedelec y el test de las E-bikes”) (Bike Europe) muestran que este término se ha convertido en una parte del lenguaje especial de las bicicletas humanas eléctricas.
bicicleta electrica route66

Sin embargo, todavía existen problemas que resolver en lo que se refiere al uso del término pedelec. El término bicicleta eléctrica (o e-bike de forma abreviada) todavía se usa como un término genérico para las bicicletas pedelecs y e-bikes. Esto es confuso. El término bicicleta eléctrica ha sido usado para denominar a las bicicletas eléctricas que han existido mucho tiempo antes que las pedelecs. El equivalente alemán de la bicicleta eléctrica se entiende casi siempre como una bicicleta para gente mayor y discapacitada. En inglés, el término “bicicleta eléctrica” no incluye las prestaciones de la nueva categoría pedelec.

Definitivamente nos falta un término genérico suficientemente convincente para definir pedelecs y bicicletas eléctricas y que además sea corto, positivo y preciso. La necesidad de un alternativa al término “bicicleta eléctrica” como término genérico todavía no ha sido reconocida por la mayoría—todavía. Otro problema es la capitalización. En realidad, las pedelecs, e-bikes, etc. tienen la misma función que un coche o una bicicleta o motocicleta. Por esto, consecuentemente han de ser consideradas como “palabras normales” (no como nombres) y deletreadas con letras minúsculas.

A finales de junio del año 2000, las bicicletas pedelecs fueron presentadas por primera vez a los políticos alemanes del partido Verde durante una conferencia de sus delegados. El ministro alemán para el medio ambiente, Juergen Trittin pudo probar por sí mismo una de ellas a través del paseo de prueba, escoltado por un gran número periodistas. Trittin quedó entusiasmado por la Yamaha Easy y la Flyer de BKTech (Suiza) en las que dio una vuelta a pesar de la lluvia. Este primer contacto pudo ser un paso para hacer de las bicicletas pedelecs y de las e-bikes un problema político en Alemania, con el objetivo de encontrar una nueva regulación para las pedelecs que tuvieran una potencia de asistencia superior a los 24 km/h. Estas pedelecs tan rápidas solamente están permitidas en Suiza.

En combinación con un diseño más futurista y unas mayores capacidades energéticas al usar pilas de combustible en lugar de baterías, las pedelecs se volverán muy atractivas para las generaciones jóvenes de Europa. Mientras que el mundo y Europa aceptan y aprenden a usar estos nuevos y excitantes vehículos, comprobaremos como el vocabulario único de estas máquinas se hace algo necesario de añadir al lenguaje humano.

Deja un comentario