Bicicletas electricas Burgos

Levantada a las orillas del Río Arlanzón, y considerada una de las más bellas ciudades de España, tenemos a Burgos, cabeza de Castilla la Vieja, que fuese en tiempos pasados corte de reyes famosos y donde tuvieran su residencia los Condes de Castilla, ciudad cuya fundación data del año 884 y que fue llevada a cabo por el Conde Diego Porcelos, durante el mandato del Rey Alfonso III. Es una grandísima opción para conocer la ciudad en bici eléctrica porque sabemos que os apasiona. Pues bien, en Burgos se puede hacer turismo en bici por lugares recónditos.

Vamos a enseñaros ahora algunas de las maravillas que tiene esta preciosa ciudad llena de rincones, plazas, callejuelas y jardines que nos invitan a recorrerla, es un excelente sitio para realizar paseos, ya sea andando o en un cómodo ciclo de paseo, ya que cuenta con un sinfín de atractivos turísticos.

 Qué ver en Burgos

 Si hablamos de la ciudad de Burgos, tenemos que mencionar sitios de visita obligada, entre los que se encuentra un bien que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO:

 La Catedral de Burgos: Muestra ineludible del Arte Gótico Español, Catedral dedicada a Santa María la Mayor, de proporciones y belleza sin igual, es, sin lugar a dudas, el monumento más representativo de la Ciudad.  Comenzó a construirse en el año 1221, por orden del rey San Fernando y el obispo don Mauricio, y se terminó en 1260.

Cerca de la Catedral, considerada como símbolo de la ciudad, podemos encontrar también el Complejo de la Evolución Humana, conformado por el Museo de la Evolución Humana, el Centro Nacional de Investigación y el Palacio de Congresos, éste último obra del conocido arquitecto cántabro Juan Navarro Baldeweg. Alrededor de la Catedral, se levantan los barrios antiguos de Burgos, donde podemos encontrarnos la Iglesia de Santa Agueda, en la cual el Cid llevase a cabo su juramento, frente al rey Alfonso VI; la Iglesia de San Esteban, de arquitectura gótica, construida entre los siglos XIII y XIV, ahora sede del Museo del Retablo; y la Iglesia de San Gil, que contiene obras pictóricas de grandes maestros como Siloé, Vigamy y Vallejo, entre otros.

No muy lejos de estas iglesias, justo a la entrada del viejo camino de peregrinaciones, el casco antiguo se completa con la antigua iglesia de San Lesmes y un poco más alejada, podemos encontrarnos también con la iglesia de Nuestra Señora la Real y Antigua de Gamonal, en el barrio que lleva su nombre.

Ubicado en la Plaza Mayor, tenemos el Ayuntamiento, que tiene como sede un edificio neoclásico que data del siglo XVIII, en el cual se encontraba la Puerta de las Carretas.

Alrededor de esta Plaza, podemos recorrer calles comerciales como las de Laín Calvo, La Paloma, La Flora, esta última nombrada así en honor a la diosa de la primavera, además de la calle San Lorenzo o llamada también Calle de Los Herreros, donde se levanta la iglesia de San Lorenzo.

En la parte posterior de la Catedral, podemos pedalear y disfrutar de las vistas de las plazas de Las Llanas, conocidas como Plaza de Afuera y Plaza de Adentro, sitios donde antiguamente se ponían los mercados del grano.

Resulta curioso mencionar que entre los edificios cercanos a estas plazas están la Casa del Cordón, conocido también como Palacio de los Condestables de Castilla, en el cual los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón, a su regreso del segundo viaje realizado a América, en el año 1947.  En este mismo palacio se celebraron las bodas del príncipe Don Juan, hijo primogénito de los Reyes, con doña Margarita de Austria. Al recorrer las ciudad, podemos encontrarnos también con algunas puertas de tiempos medievales y con el Paseo del Espolón, que resulta ser el más emblemático de la ciudad.

Otro de los recorridos recomendados es el paseo por el jardín botánico, lleno de una gran variedad de árboles y con un estanque en el centro, en el cual se encuentran extraordinarias obras de arte como los Arcos de Castilfalé, la fuente monumental de San Pedro de Arlanza y los arcos románicos de la Iglesia de Cerezo de Río Tirón. Enfrente del Espolón, justo al otro lado del río, podemos ver el paseo del Espoloncillo, que conserva en un monolito el recuerdo del destierro del Cid de Castilla.  

Si continuamos la marcha, por el paseo de la Quinta, llegamos hasta la Fuente del Prior y al Parque de Fuentes Blancas, zona arbolada que llega hasta la Cartuja de Miraflores, que, junto con el monasterio de Santa María la Real de Huelgas, conforman los monasterios medievales más importantes de la zona, de una gran belleza arquitectónica.

 Camino de Santiago por la ciudad

Tras ser hallada en el siglo IX la tumba del Apóstol Santiago en Iria Flavia, Compostela se convirtió en uno de los lugares de peregrinación más importante de Europa y Burgos una de las ciudades más importantes del Camino, por lo que puedes encontrar inscripciones y marcas por la ciudad que conmemoran las peregrinaciones.

 La Ruta de La Luz

Todos los viernes, sábados y domingos se iluminan los principales monumentos de la ciudad, y durante las Fiestas Mayores, a finales de junio, se iluminan todos los días, por lo que si te apetece disfrutar de un paseo en bicicleta lleno de magia, es mejor que visites la ciudad en estas fechas o en fin de semana y lo hagas por lo menos una noche.


Como puedes ver, si estás pensando en hacer turismo en bicicleta o ciclo eléctrico, Burgos es una excelente opción.