Bicicletas electricas La Coruña

La Coruña es tierra con vestigios de asentamientos pre-romanos, ya Ptolomeo hacía referencia a ella como “la ciudad de Faro”, citando la Torre de Hércules.  Además de esos asentamientos en el año 62 a. C. llegó Julio César y la bautizó como Brigantium por los romanos.  En el año 711 sufre la invasión árabe, que apenas tuvo repercusión en la zona, y un siglo más tarde, fue tierra del reino cristiano de Asturias. En 1208, después de sufrir varios ataques vikingos, el Rey Alfonso IX la refundó y pasó a ser un enclave dependiente directamente del rey. 

En 1833, La Coruña sufrió la primera de las Guerras Carlistas, apoyando a Isabel II, quien gratificó a la ciudad nombrándola capital de la provincia en 1849.  A finales del siglo, se instalan en la ciudad nuevas industrias y bancos, lo que sienta las bases de La Coruña actual. En 1981, pierde la capitalidad de Galicia, pasando ésta a Santiago de Compostela.

 

Qué ver en La Coruña

Evidentemente tienes que ver uno de los símbolos de la ciudad: la Torre de Hércules. Se trata de un museo al aire libre con vistas al mar, en el que podrás recorrer un amplio espacio verde por el que se distribuyen diversas esculturas que representan relatos mitológicos con temáticas como el mar, la navegación, las rutas marítimas, Hércules o el caudillo celta Breogán.

Te recomendamos montarte en tu velociclo eléctrico y hacer alguno de los siguientes recorridos: el de la Ciudad Vieja, el de Picasso, o el del Paseo Marítimo.

En  la Ciudad Vieja de La Coruña, puedes descubrir edificaciones en donde vivieron las familias aristocráticas de antaño, como el Palacio de los Marqueses de San Martín de Hombreiro, en la Calle del Parrote; la mansión de la escritora Emilia Pardo Bazán, actual sede de la Real Academia Gallega, en la calle Tabernas; el Palacio Cornide, del siglo XV, frente a la Plaza de Santa María, que fuera cine en el siglo XX y después propiedad de la familia Franco; la mansión de los Marqueses de Camaras, actual Gobierno Militar, entre otras.

En esta zona podrás ver el Brigantium, un asentamiento fortificado, la Iglesia Románica, el segundo monumento más antiguo de la ciudad (después de la Torre de Hércules), la Colegiata de Santa María del Campo o el Museo de Arte Sacro, que aloja piezas de orfebrería religiosa.

En la Plaza de Santa Bárbara, se ubica el Convento de las Bárbaras, monasterio e iglesia de la Baja Edad Media construidos en honor a Santa Bárbara, patrona de la ciudad que la protegía de las tormentas.

Llegando a la Plaza de la Harina, hoy Plaza del General Azcárraga, podemos admirar la Fuente del Deseo y la Capitanía General, un palacio de estilo neoclásico que data del año 1740 y que fuera la sede de la Audiencia y Capitanía General del Reino de Galicia.  

Parte obligada del recorrido son la Iglesia de la Orden Tercera; el Convento de San Francisco; la Casa Museo María PIta, donde antiguamente viviera María Pita, heroína local que se enfrentó con el almirante inglés Sir Francis Drake; el Palacio Marqués de San Martiño, de fines del siglo XVII; la Iglesia de Santiago, del siglo XII ó XIII y la iglesia más antigua de La Coruña; la Casa Rosalía de Castro, donde viviese esta notable poetisa gallega; el Convento e Iglesia de Santo Domingo, que estuviera rodeado de murallas, edificado durante la primera mitad del siglo XVII; y el Gobierno Militar, antigua residencia de los Condes de Montaos, actual sede de la Intendencia y de la Tesorería del Reino de Galicia.

Para completar el paseo, date una vuelta por el Jardín de San Carlos, al lado de la Plaza Carlos I, donde verás lo que fuera un castillo defensivo del siglo XIV.  Acercándote hacia el mar, encontrarás el Castillo de San Antón, de fines del siglo XVI, que fuera prisión a mediados del siglo XX, y desde 1968, Museo Arqueológico e Histórico de la ciudad.

 

Ruta Picasso

Fue en esta ciudad donde Picasso se inició como pintor hasta que, en 1895, dejó la ciudad.

Si deseas conocer los sitios que formaron parte de su vida durante casi 4 años, te recomendamos darte una vuelta por la Casa Museo Municipal, donde vivia con su famlia en 1891, cuando su padre era profesor de la Escuela de Bellas Artes.

A finales de ese mismo año, se trasladaron a la calle Paio Gómez, donde vivieron durante 3 años en lo que ahora es la Casa-Museo Picasso.

Entre los sitios que formaron parte de su vida y de su inspiración, no te puedes perder la Plaza de Pontevedra, donde estudió en su paso por el instituto y donde comenzó sus estudios de arte; la Playa de Riazor, donde pintaba paisajes marítimos; la Rúa Real, escenario en el que basó las escenas de su revista manuscrita “La Coruña”; el Teatro Rosalía de Castro, desde donde pintó escenas típicas de la ciudad como “El décimo de lotería” y “Caballero saludando a una dama”; la Escuela de Artes y Oficios, donde se conservan sus calificaciones y expediente escolar; el Cementerio de Santo Amaro, que aloja los restos de la hermana del pintor; y la Torre de Hércules, que frecuentaba asiduamente, e incluyó en muchos de sus trabajos, como en la “Torre de Caramelo”.

 

Ruta por el paseo marítimo

Otro recorrido que te recomendamos hacer montado en tu confortable velocípedo eléctrico de ciudad es el del paseo marítimo, que es el más largo de Europa y tiene más de 13 km de recorrido.

Partiendo desde el Castillo de San Antón y llegando hasta el Portiño, rodeando la ciudad, podrás deleitarte con las excelentes vistas marinas de las playas Matadero, Orzán y Riazor, desviándote hacia la Plaza de Pontevedra y la zona Ensanche podrás ver las casas modernistas y acercarte al Palacio de la Opera y al Parque de Santa Margarita, donde se encuentra la Casa de las Ciencias y el Planetario.

Retomando de nuevo el Paseo Marítimo, llegarás al Estadio de Riazor y después al Obelisco Millenium, finalizando en el Portiño, un pequeño puerto marino donde podrás disfrutar de las mejores puestas de sol.