Consejos de seguridad para montar en bicicleta eléctrica

Las bicicletas eléctricas son muy divertidas pero también requieren que prestes atención a la seguridad.

RedBaron LAPIZ

Siguiendo los consejos de seguridad de esta guía estarás preparado para situaciones potencialmente peligrosas que podrías encontrarte con tu bicicleta eléctrica.

En esta guía aprenderás cómo elegir los mecanismos adecuados, elegir la ruta más segura, tener cuidado con los demás y como moverte por carreteras en mal estado.

¡Asegúrate de que la próxima vez que montes lo haces de forma segura!

seguridad en bici

 

 

Equipamiento de seguridad

¡Por favor, por favor, POR FAVOR, USA EL CASCO! Lo último que quieres es hacerte daño en la cabeza. Y te lo creas o no, hay cascos que realmente quedan muy bien…

casco bicicleta photo

¡Luces, cámara, acción! Las luces de las bicicletas son tan importantes cuando tienes que iluminar el camino y hacerte ver por la noche. Te recomiendo una luz delantera brillante LED y una luz LED intermitente trasera.

bicicleta reflectante photo

Ropas de alta visibilidad: la ropa brillante con material reflectante es una gran forma de asegurarte de que los demás te ven. También puedes añadir pegatinas reflectantes a tu bicicleta para añadir seguridad.

Haz algo de ruido: una campana o una bocina es una gran forma de avisar a los demás de que te estás aproximando y/o pasando.

Espejos: los espejos de la bicicleta suponen una gran ayuda para ver qué pasa detrás de ti. Algunos espejos pueden montarse en los extremos de los manillares y otros en el casco.

Encuentra una ruta segura: elegir una ruta segura en calles menos transitadas o ir por caminos para bicicletas o peatones es una gran forma de mantenerte a salvo.

Echa un vistazo a Google Maps para ver por donde puedes ir en tu ciudad. Ve a la zona de direcciones y selecciona el icono de la bicicleta cuando busques una ruta de ciclismo.

Tu tienda de bicicletas local probablemente tendrá un mapa de rutas de ciclismo de tu ciudad y te aconsejará sobre rutas seguras.

Ten cuidado con los demás

Monta con cuidado y siempre está atento a los coches, otros ciclistas, peatones y perros. Y asegúrate de que los demás saben que estás haciendo señalizando los giros.

El ciclismo es muy divertido y es fácil relajarse y disfrutar de la marcha, pero asegúrate de mantenerte atento a los posibles problemas potenciales.

¡Coches! Una buena regla de oro es pensar siempre que el conductor de un coche puede no verte. Mantente atento a los coches en las intersecciones e intenta estimar hacia donde van. Recuerda que no siempre utilizan los intermitentes.

coche bici photo

Si estás montando por un carril bici al lado de una carretera, es aconsejable que estés siempre preparado por si un coche te adelanta y gira justo delante de ti. Tristemente esto ocurre, pero si estás atento podrás accionar los frenos.

También ten cuidado con los coches aparcados. Existe la posibilidad de que alguien abra la puerta cuando estés pasando. Mantente atento a las personas sentadas en los coches aparcados y dales suficiente espacio para que puedan abrir la puerta sin problemas.

Otros ciclistas: ten cuidado con los ciclistas más pícaros en las carreteras y los caminos. Puede que veas ciclistas yendo en dirección contraria por el carril bici por el que tú vas. Puede que los veas en las aceras (generalmente es una mala idea), o puede que los veas montando de noche sin luces, esquivando tráfico o saltándose señales de tráfico o semáforos en rojo. Por lo general, ¡ten cuidado con este tipo de ciclistas y aléjate de ellos! Y si tienes la oportunidad, diles educadamente que no ayudan en nada a la comunidad de ciclistas.

coche bici photo

Peatones: ten cuidado cuando montes con los peatones. Usa tu campana o di “A su izquierda” (o derecha) con suficiente distancia para no sorprenderles cuando estés encima. Frena un poco y di “Hola”. Se especialmente cuidadoso si tienen un perro y dales tiempo para que los puedan apartar del camino. Algunas veces puedes encontrarte con un caminante o corredor con los cascos puestos. Haz lo que puedas para avisarles de que estás allí, utilizando tu campana o la voz. En algunos casos no te oirán y es mejor que los adelantes yendo despacio.

Perros: algunas veces te encontrarás con algún perro que esté suelto. Si ese perro comienza a perseguirte, intenta no entrar en pánico. Dile que se vaya a casa. Lo más seguro es seguir circulando e ir progresivamente aumentando la velocidad. Finalmente el perro alcanzará su límite territorial y se detendrá y volverá a casa. Si tienes una botella de agua a mano y tienes suficiente coordinación, prueba a rociar al perro con agua. Es bastante efectivo y una forma inofensiva para confundir al perro.

Prepárate para las carreteras en mal estado

Baches y grietas en la carretera: ¡Ten cuidado! Normalmente suponen un gran problema para las ruedas de las bicicletas. Si montas por una zona que tenga muchos baches, te recomiendo que uses neumáticos más anchos para tu bicicleta ya que pueden pasar por encima de los baches y grietas mejor que los neumáticos más finos. Intenta siempre evitar que el neumático se encaje en una grieta (las paralelas también) ya que es muy complicado sacarlo de ahí sin rasgarlo. Por si acaso sigue unos consejos básicos para evitar pinchazos y vete siempre preparado para arreglar cualquier pinchazo.

Grava en la carretera: esta puede ser una sorpresa desagradable cuando tomes una curva o cuando tengas que frenar. La grava suelta o la suciedad de las carreteras deberían ser tratadas con cuidado, por eso recomiendo que se utilicen los frenos cuidadosamente en estas condiciones. En algunas situaciones un choque puede ser inevitable. Mantente atento y observa la carretera, ya que te ayudará a ver si hay algo de grava o suciedad y esto a prevenir accidentes.

Nieve y hielo: ¡esto puede ser divertido con una bicicleta eléctrica! Estoy siendo sarcástico, ya que la nieve y el hielo pueden ser bastante peligrosos, aunque recientemente he montado en mi bicicleta neumáticos de nieve y me lo pasé muy bien. De hecho, en la bicicleta que puse los neumáticos, tenía un motor interno delantero con transmisión completa y que me ayudó a superar los bancos de nieve que normalmente no habría podido superar con mi bicicleta no eléctrica.

nieve bici photo

Con toda seriedad, no recomiendo que montes en bicicleta eléctrica sobre hielo o nieve a menos que tengas excelentes habilidades en la bicicleta o vayas en una Fat Bike de rueda gorda. Si no piensas que tienes esas habilidades y no quieres arriesgarte, entonces te recomiendo fervientemente que coloques unas buenas ruedas bien gordas de nieve.

Condiciones de mojado: cunado las calles están mojadas es mejor ir despacio. Si frenas bruscamente podrías patinar. Si tomas las curvas muy cerradas, lo mejor que te podría pasar es que acabaras cayéndote al suelo. Además, las pastillas de freno pueden estar mojadas, lo que hará que los frenos sean más flojos, haciendo que tarden más en frenar. La moraleja de la historia es tomárselo con calma.

 

¡Disfruta de la marcha!

Afortunadamente estos consejos para tener equipamientos de seguridad, para encontrar rutas seguras, para estar atento a los demás y para montar en carreteras en mal estado habrán sido útiles.

Si conoces otros consejos sobre seguridad, por favor, compártelos en la sección de comentarios de más abajo.

Un pensamiento en “Consejos de seguridad para montar en bicicleta eléctrica”

Deja un comentario